INSTITUTO POLITÉCNICO

CRISTO REY DE VALLADOLID



Ir a INICIO Ir al FORO FOTOS Memorias y textos Enlaces


RECUERDOS DE FERNANDO MARTINEZ GONZÁLEZ

 

SOBRE HIMNOS Y BANDERAS


Los recuerdos van surgiendo.

El pasado día 18 de febrero, vi en la televisión a Marta Sánchez cantando el himno de España con una letra creada por ella, lo que me trajo a la memoria lo que a continuación relato.

Ya expliqué en un recuerdo que mandé titulado "Cosas de 1945-1950", que por la mañana, después de lavarnos, formábamos en la zona de recreo donde ha había un mástil con las tres banderas oficiales, la de España, la Requeté y la de Falange, y según el cura que dirigiese el izado de banderas, cantábamos el "Cara al sol" o el himno de España con la letra de José María Peman.

Había en este himno una diferencia; Peman escribió:

¡Viva España!
alzad la frente
hijos del pueblo español
que vuelve a resurgir.

 

Con Franco se cambió "alzad la frente" por "alzad los brazos", todo ello formados y con el brazo derecho en alto, lo que daba lugar en que algunos más atrevidos y lógicamente entre los mayores, que en lugar de hacerlo con la mano abierta, lo hacían con el puño cerrado. (Esto que cuento, también lo comenta José Brizuela Camarero en sus memorias).

Por algo nos decía el Padre Cid, que la mayoria eramos "hijos de rojos". Y voy a lo importante: Algunas veces cantábamos el himno con una letra, que no puedo recordar si la escribió algún cura del colegio, algún maestro o alguien de Falange de los que iban a darnos lecciones política, pero que era la siguiente:

¡Franco! ¡Franco!
Qué cara más simpática
que tiene usted,
parece un Requeté,
Lleva en la mano
derecha las flechas
y está gritando
¡Viva, Viva Cristo Rey!

 

Puede que fuese alguien de Falange y aun a pesar de los años pasados, -el día 23 de febrero cumplí 83-, sigo recordando las canciones que nos enseñaron: "Montañas Nevadas", "Yo tenía un Camarada", "De Isabel y Fernando", "Falangista soy" y otras más.

Las Escuelas dependían mucho de Falange.

Son recuerdos simples, pero que tienen interés para los que lo vivimos y puede que para los que han pasado por esas Escuelas de Cristo Rey posteriormente.


Esperando que os guste, un saludo,

para que tengáis idea donde estaba el mástil de las banderas

 

 

Fernando Martínez González

Febrero de 2018

 

 

LAS EXCURSIONES


Ya comenté en otra memoria que algunas veces nos llevaban de excursión a lugares cercanos a Valladolid y en una ocasión a un monasterio de Palencia y a Madrid.

En estas excursiones, como es lógico, no podíamos ir todos y solían ir según la apetencias de los curas que las dirigían. Por descontado, quedaban excluidos los más conflictivos y revoltosos y los castigados por otros motivos. Hay que tener en cuenta que eramos más de 300 y en estas excursiones solo podían ir 60 o 70.

Aparte de las salidas al Pinar de Antequera, que lógicamente íbamos andando, yo recuerdo la que me tocó realizar a Torrelobatón.

Fuimos en unos camiones preparados para el transporte de soldados y seguramente proporcionados por el Frente de Juventudes de Falange. Paramos en unas praderas al lado del castillo, donde nos dedicamos a jugar, correr y comernos el bocadillo. Cerca del castillo, había unos campos de maíz, con las panojas en plena madurez. Lógicamente siendo unos críos y con algo de hambre, invadimos el sembrado a por las panojas lo que provocó la ira del dueño, que salió gritando, "chicos, chicos, no os comáis las "pinochas".

El destrozo debió ser bastante grande y no se como acabaría, ni la explicación de los curas que nos acompañaban.

Otra excursión, a la que no me tocó ir, fue al Monasterio de la Santa Espina. Esto me causó mucha pena por lo siguiente: (referente a este relato, hay que tener en cuenta la edad, sobre los once o doce años y vivir en un colegio de religiosos). Mi pena era que me hacia mucha ilusión ver ese Monasterio, porque según nos habían contado guardaba una espina de la corona de Jesucristo en su pasión y para una mente infantil, eso era algo fuera de lo normal. Pero no me tocó ir y mucho que lo sentí.

No recuerdo haber ido a otras excursiones, aunque pienso que no debían de ser muchas y por mala conducta no creo que fuese.

Por ahora nada más, un saludo,

Castillo de Torrelobatón, (Valladolid)

Monasterio de la Santa Espina, (Valladolid)

 

Fernando Martínez González

Abril de 2018

 


HACE 71 AÑOS

Durante el mes de mayo, en el colegio se intensificaba el rezo del Rosario, acompañado de canciones referentes a la Virgen, pero este año, 1947, a mitad del mes hubo más movimiento de lo habitual.

Empezamos por aprender nuevas canciones, sobre todo una cuya letra decía:

"El trece de Mayo, en Cova de Iria,

desciende amorosa, la Virgen María.

- Ave, Ave, Ave María. Ave, Ave, Ave María.

Rezad por el Papa, rezad por la Iglesia,

por los pecadores, haced penitencia.

Ave, Ave, Ave María. Ave, Ave, Ave María".

 

 

Había más estrofas, pero no las recuerdo todas.

Nos hicieron desfilar ordenadamente por el campo de fútbol y la banda de cornetas y tambores no paraba de ensayar.

Nos daban consejos de comportamiento y todos nos preguntábamos que para qué sería todos estos ensayos.

La respuesta llegó en la última semana y paso a relatar lo sucedido.

El día 1 de junio, por la tarde, llegaba a Valladolid, la Imagen Peregrina de la Virgen de Fátima, camino de Holanda. A unos cuantos alumnos nos eligieron para la procesión del recibimiento en el Paseo de Zorrilla, a la altura de la Plaza de Toros. Lógicamente a los más mayorcitos. Nos dieron el ya conocido traje blanco de marineros y nos aconsejaron que no lo mancháramos, que nos tenia que durar dos días.

Llegado el día 1, fuimos al Paseo de Zorrilla, donde llegó la imagen por el Puente Colgante. En dicho Paseo, comenzó la procesión, la Imagen de la Virgen de Fátima, acompañada de niños y niñas de todos los colegios de Valladolid, Arzobispo de la ciudad y autoridades civiles y militares. Llegados a la Plaza de Zorrilla, subimos por la calle Santiago a la Plaza Mayor, donde se rezó el Rosario y se entonaron algunos cánticos marianos. Continuamos por la Fuente Dorada, Cánovas del Castillo y terminó en la Catedral, donde quedó depositada la Imagen de la Virgen.

Al día siguiente, 2 de junio, por la mañana se organizó desde la Catedral, una procesión infantil para trasladar la Imagen al Santuario de la Gran Promesa, donde se llevó a cabo una misa, el Rosario y otros actos. Por la tarde, se organizó, ya sin nuestra colaboración la procesión de despedida y tras pasar el Puente Mayor, en el Barrio de La Victoria, explanada de San Bartolomé, se procedió a rezar el Rosario de despedida. A este acto en San Bartolomé, asistimos todo el colegio, pero ya sin uniformes. Del Barrio de La Victoria salió la Imagen de la Virgen camino de Palencia.

No hay más que decir, pero si decir que terminamos agotados de tanto trajín, yendo y viniendo a pie a todos los sitios. Pero fue una jornada más para el recuerdo en nuestra vida, ya muy larga.

Un saludo,

LLegada de la Virgen de Fátima a la Catedral de Valladolid
9-6-2017

 

Fernando Martínez González

Mayo de 2018

 

 

 

 



© 2018- Asociación Antiguos Alumnos Cristo Rey Miralar
Avda Gijón 17, 47009 - VALLADOLID